lecturas: Eros, el dulce-amargo, de Anne Carson



"Debe mantenerse un espacio o el deseo se acaba. Safo reconstruye el espacio del deseo en un poema que es como una fotografía pequeña y perfecta del dilema erótico (...).


Como una manzana dulce se vuelve roja en una rama alta,
alta en la rama más alta, los recolectores la olvidaron
-bueno, no la olvidaron- no pudieron alcanzarla


El poema está incompleto de manera perfecta. Hay una única oración, que no tiene verbo principal ni sujeto principal porque la oración nunca llega a su cláusula fundamental. Es un símil cuyo objeto permanece esquivo porque el comparandum nunca aparece. (...) Lo que está presente es su inaccesibilidad. En cuanto objeto de comparación suspendido en el verso 1, ejerce una atracción poderosa, gramatical y erótica al mismo tiempo, sobre todo lo que sigue; pero no se llega a completar, ni en lo gramatical ni en lo erótico. El infinitivo final solo deja aire entre las manos deseantes, mientras que la manzana que las deslumbra pende perpetuamente intacta dos versos más arriba."



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...